Calidad

El objetivo principal de Gaposa es la satisfacción del cliente, desde el ensamblador hasta el instalador incluyendo al usuario final. Para alcanzar este objetivo, buscamos la excelencia en nuestros productos y en los procesos de la empresa. En esta perspectiva, la gerencia de Gaposa ha invertido en un sistema integrado de gestión de la calidad:

Cumplimiento normativo de calidad. Gaposa se compromete a garantizar que todas sus actividades y productos cumplen con las leyes hacia las personas y el medio ambiente así como las normas de seguridad (Europa).

Respeto de las expectativas del mercado. Los productos y servicios deben responder a todas las expectativas de los clientes en términos de precio y rendimiento

Eficiencia. Gaposa se impone la mejora continua de los procesos de la empresa para reducir los costos operativos y aumentar las inversiones en tecnología de innovación, desarrollo y formación.

Control de la cadena de suministro. Todos los componentes procedentes de proveedores externos y destinados a la producción deben ser controlados y deben cumplir con las exigencias de calidad y las características específicas de cada producto.

Contribución y Comunicación. Los procedimientos de calidad de la empresa deben ser promovidos e ilustrados en todos los niveles de la actividad de la empresa, incluyendo además de los empleados internos en la propia empresa a personal de ventas o externos como distribuidores, y proveedores.

Reactividad. Una buena gestión de stock debe asegurar el procesamiento de pedidos en tiempos de entrega cada vez más cortos. Al mismo tiempo, todas las posibles reclamaciones, deben seguir un plan de acción analítico y correctivo.

La Gerencia de Gaposa se compromete a verificar en todo momento la correcta ejecución de su política de control de calidad.

Certificación del  producto:

Los motores Gaposa son conformes con las normas europeas en vigor y también están certificados en otros países del mundo como: Argentina, Australia, China, EE.UU. y Canadá. La producción es controlada regularmente por diversos entes de certificación como son: TÜV o UL.